Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Entradas con la etiqueta ‘tos’

PostHeaderIcon Remedios para la tos

Como ya sabéis la tos es un mecanismo reflejo que utiliza nuestro organismo, bien para eliminar algún cuerpo extraño, gérmenes o mucosidad excesiva o bien por irritación de las vías aéreas.

Las recomendaciones básicas son:

-BEBER LÍQUIDOS
Completar la dieta del pequeño con muchos líquidos. Si el organismo está bien hidratado, las mucosas se secan menos.

-HUMIDIFICAR EL AMBIENTE

Esto se puede hacer con un humidificador normal o bien, si no se dispone de este aparato, se puede llevar al bebé al baño y abrir los grifos del agua caliente, hasta que la condensación se aprecie en el espejo. La humedad tiene un efecto protector de la mucosa: en cambio, el aire seco y caliente producido por la calefacción es contraproducente para las mucosas.

-MEDICAMENTOS
Administrar al niño jarabes y otros medicamentos por vía oral o inhalatoria (aerosol) únicamente si los ha prescrito el pediatra.

Dentro de los medicamentos para la tos hay que tener en cuenta:

Lo primero si la tos es productiva o no, una tos productiva (al toser se oyen flemas) no se debe tratar con antitusivos (cortan la tos) porque el cuerpo está intentando eliminar mocos y si paramos la tos esos mocos se quedarán en su cuerpo provocando otras infecciones más graves, por lo que hay que favorecer la expectoración y fluidificar las mucosidades para que salgan.

Si la tos no es productiva es cuando el médico debe valorar si conviene mandar antitusivos o no, en función de si la tos impide el normal descanso y alimentación del niño, o si le afecta mucho en su vida cotidiana.

-REMEDIOS NATURALES


Todo un clásico, el truco de la cebolla. Es un truco que conocen muchas mamás y que funciona muy bien: poner una cebolla cortada cerca del niño cuando duerme. Los vapores de ácido alílico que emana la cebolla abierta han demostrador ser un buen sedante para la tos.

Unas cucharadas de miel ayudan a combatir la tos tanto como algunos de los jarabes antitusivos que encontramos en la farmacia. Nunca dar miel a menores de 1 año.

Para detener la tos nocturna en un niño, echar Vick Vaporub generosamente sobre las plantas  de los pies y luego cubrir con calcetines. Aunque parezca increíble, funciona!.

Acudir al médico ante cualquier síntoma que nos alarme como:

- Decaimiento.

- Fiebre alta.

- Dificultad para respirar.

- Ruidos o pitidos al respirar.

- La tos que se inicia súbitamente y se acompaña de dificultad respiratoria grave puede corresponder a la aspiración de un cuerpo extraño.

PostHeaderIcon Odio la tos!!!!

tos

http://remediosparalatos.blogspot.com.es

ODIO LA TOS!!!!

Sí, ya sé que la tos es un acto, a veces reflejo y otras no, que nos sirve para mantener las vías aereas libres de obstáculos, que impide que nos atragantemos y nos ayuda a expulsar mucosidades para que no se nos vayan a los pulmones, y bla bla bla…

También sé que la tos puede ser:

Seca: Puede ser molesta porque irrita la garganta, sin mucosidad.

Productiva: también llamada “tos blanda”, en general, sigue a la tos seca y se caracteriza por una abundante producción de moco.

Todo eso ya me lo sé, lo que pasa es que cuando te pasas toda la santa noche oyendo toser a tu hijo pierde su gracia, la verdad. Y si, además, le hace vomitar lo poco que come, ya sí que no le encuentro ni p… gracia.

Pues por requetegésima vez voy al médico para estar segura de que es sólo tos y nada más, y después de estar una hora en la sala de espera, intentando que no se mezcle con otros niños también enfermos, que no se tire al suelo lleno de bacterias, que no toque los juguetes mugrientos de la sala,… intentando salvarle de, posiblemente, la única enfermedad que no hayamos tenido ya, esto es, LA SIGUIENTE,…. para que por requetegésima vez me den palmaditas en la espalda diciéndome que es sólo un catarro,  mucha hidratación y a casita.

Una aclaración, soy una persona adulta y ligeramente inteligente, vamos, lo suficiente para saber que por mucho que yo intente, al final, no puedo ni debo impedir que juegue en la sala de espera del médico, ni con otros niños enfermos, ni estoy constantemente limpiándole las manos, etc… ¡pero si va a la guardería! ¿qué se va a comer que no se haya comido ya? (imagínense ustedes lo que les apetezca). Es sólo, que en mi fuero interno no puedo evitar ver gérmenes por todas partes, que hasta me saludan desde las manos de mi hijo con la sonrisita burlona, de aquel que se sabe la batalla ganada.

En próximos post hablaremos de remedios naturales para la tos, ya que los médicos no son muy dados a mandar nada.

 

 

 

PostHeaderIcon Baja por enfermedad

Baja por enfermedad

Baja por enfermedad

Después de un mes y medio comiendo fenomenal y tres días durmiendo del tirón, me había pensado que eso de las flemas y la tos, los mocos y el ‘no comer’ era cosa del pasado…

¡Cómo puedo ser tan tonta! ¡Qué facil es hacerse ilusiones!… Llega el sábado y volvemos a empezar. Otra vez fiebre, otra vez mocos, flemas, tos,… no comer, no dormir, no descansar… Es como si nos hubiéramos reseteado y empezáramos desde el principio.

Por supuesto, el martes, y no antes porque ya sabéis que si lleva menos de tres días de fiebre mi doctora no me hace caso, le llevé al médico. Fundamentalmente para que le mirara los oídos y el pecho, ya que nunca se sabe. Y después de mirarle el resultado fue…. CATARRO, con las consabidas instrucciones de hidratación, aspiración de mocos y la no obligación a comer.

Pero lo que más me llamó la atención es que me preguntó: ¿lo del reflujo qué tal lo lleva? ¿notas algún síntoma? ¿vomita?… Ojiplática me quedé, ahora me pregunta que ¿qué tal el reflujo? Ahora que el niño se come los cocidos doblados (es una forma de hablar), cuando ya tiene casi 18 meses, la misma persona que cuando Rubén cumplió los seis meses decidió retirarle la ranitidina sin hacer un periodo de adaptación o prueba, y que me tuve que buscar la vida para poder seguir dándosela.

Bueno lo del catarro es lo de menos, o mejor dicho es lo de siempre. Lo peor es hasta que arrancamos otra vez a comer y dormir, bueno mejor dicho a comer porque lo que es dormir Rubén no ha arrancado nunca a dormir. Y hasta que se le pasa la tonteria de haber estado malito, que no es lo malos que se ponen es lo blanditos que se quedan, se acostumbran a que estés siempre pendiente de ellos, le coges más y tienes más miramientos y se creen que pueden volver a llorar por todo y conseguirlo.

 

PostHeaderIcon Tos. Cebolla. Codeína.

Tos. Cebolla. Codeina.

Tos. Cebolla. Codeina.

Los mocos, tal y como nos habían pronosticado, han sido una constante desde que Rubén empezó la guardería hasta ahora.

Pero la tos no había hecho presencia de una forma importante hasta ahora. Un remedio que ya utilizaban antaño nuestras abuelas y que va muy bien, es cortar un trozo de cebolla y ponerla cerca de la almohada, con lo que la tos desaparecerá.

Nosotros ni siquiera la ponemos dentro de la cuna, sino al lado, y suele funcionar muy bien. De hecho, no es el único que se beneficia de este truco y sus padres también lo usamos a veces.

Pero llegados a cierto punto, Rubén tenía cierto tipo de tos seca que ni con la cebolla se calmaba. Así que el médico nos recetó 2,5 ml de un medicamento a base de codeína, para antes de acostarle. La verdad es que nos daba bastante respeto, más aún después de informarnos, así que hemos reducido el tratamiento a lo mínimo, un par de noches.

Además, tampoco hemos notado demasiada mejoría, por lo que hemos vuelto a la cebolla y el humidificador tan pronto como la tos ha disminuido.

Soy de la familia Madresfera!