Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Entradas con la etiqueta ‘segunda opinión’

PostHeaderIcon Reflujo infantil.

No queríamos volver a equivocarnos, por lo que decidimos buscar un especialista infantil en el tema.

Por suerte buscando por internet encontramos uno, con bastante buena fama, relativamente cerca de casa, y al que podíamos ir.

Entramos y le relatamos los síntomas. Llora mucho y aparentemente sin causa; se muestra muy irritable; al poco de empezar a comer, rechaza la comida, y arquea la espalda.; no duerme apenas durante el día; si logramos dormirle en brazos, a los pocos segundos de acostarle se despierta llorando.

Cuando terminamos, el doctor nos dijo que esos eran síntomas claros de reflujo. Empezó a explorarle y al finalizar nos confirmó que efectivamente, tenía reflujo. Nos dijo que aumentáramos un poco la dosis y que, en lugar de dárselo únicamente en el desayuno y la cena, que se lo diéramos también en la comida. Desde entonces es el médico que le sigue y le cambia la dosis cuando es necesario.

PostHeaderIcon ¿Intolerancia?

¿Intolerancia a la lactosa?

¿Intolerancia a la lactosa?

En esa semana fui al otro doctor para pedir una segunda opinión y después de decirme que el niño estaba bien pero que, por los síntomas, parecía que la leche no le sentaba bien, me dio un bote de Nutramigen para probar.

Para quien no lo sepa, Nutramigen es una leche que tiene las proteínas hidrolizadas, es decir, que estás tratadas para que, si hay una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca, no le hagan daño al niño.
Se la empecé a dar sin estar muy convencida, ya que conozco casos diagnosticados de intolerancia y los síntomas no eran iguales.
Rubén no vomitaba ni tenía diarrea, no había perdido peso y, por ahora, no había dejado de comer. Aunque intuyo que es algo que pasará ya que últimamente se queja al comer.

PostHeaderIcon Vuelta al pediatra

Bueno, pues ya que queda claro que a quien hay que dar la murga es a la de la seguridad social, allá que voy yo con mi cara de tonta y todo mi tiempo libre.

A la semana siguiente vuelvo y le cuento lo de la diarrea y todo lo demás.

- Puede ser una intolerancia, pero como ha ganado peso en esta semana…

- Vamos a probar con una leche sin lactosa y salimos de dudas.

- Volvéis en cuatro días…

A todo esto, cada vez que alguien preguntaba ¿que tal el niño? y le decíamos que lloraba todo el día, teníamos que oír eso de ‘ bueno, lo que quiere son brazos, le estáis malacostumbrando, dejarle llorar que ya se callará’ o como decía mi abuela ‘ el ombligo lo tiene cerrado y la boca abierta’… ¡qué bien se educa a los hijos de los demás eh!

En esta vida todos deberíamos probar de todo un poquito… para cerrarnos la bocaza.

PostHeaderIcon Segunda Opinión

Por si había alguna duda, fuimos otra vez a ver al otro doctor, también para decirle que lloraba todo el día, más que nada porque teniendo antecedentes de intolerancias varias (a la lactosa y a las proteínas de la leche de vaca) ya no me fiaba de que solo fueran cólicos, además tenía diarrea y al comer se quejaba.

Y el diagnóstico fue…. CÓLICOS DEL LACTANTE… pero además era posible que tuviera intolerancia. Pero ‘como de peso está bien no le retiramos la leche que está tomando. Si empeora le llevas a la seguridad social para que te manden la leche especial que es muy cara y la Seguridad Social la cubre’.

Otro inciso, para los que no tengáis hijos o seáis muy nuevos en esto (como yo, claro), NINGÚN PEDIATRA OS HARÁ CASO SI VUESTRO HIJO NO PIERDE PESO, ése es el único síntoma que importa.

PostHeaderIcon Diez días después…

Diez días después…

Diez días después…

Cuando hizo los diez días le llevamos a otro médico y después de mirarle y remirarle ‘el niño no tiene nada, está perfectamente’ ‘los cólicos no empiezan tan pronto, será que se queda con hambre…’JA

Poco a poco, los ratos en los que lloraba tenían un horario más fijo, de nueve a doce de la noche, era un llanto inconsolable (no para ni en brazos, ni en la cuna, da igual lo que hagas no parará hasta que quiera), y más de tres días a la semana, por no decir todos (definición del cólico del lactante).

Soy de la familia Madresfera!