Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Entradas con la etiqueta ‘leche especial’

PostHeaderIcon ¿Síntomas similares?

¿Síntomas similares?

¿Síntomas similares?

Al día siguiente, sábado, decidimos pasar el día en algún centro comercial. Total, llorar va a seguir llorando, pero así no le oigo sólo yo.

Mala idea. TODO el día estuvo llorando. Imposible dejarle en el capazo. Le cogíamos, le tranquilizábamos, se medio dormía, le dejábamos en el carro, y…. BUAAAAAA!

¿Como puede haberse acostumbrado a los brazos tan pronto? ¿qué hago con él? Pero si no voy a poder ni mear. Cuando le tocaba comer, comía poco, se quejaba y se estiraba para atrás arqueando la espalda. Cuando terminó el día estábamos desesperados.

Llegamos a casa desquiciados porque en el trayecto en coche TAMBIÉN lloraba. Yo sólo quería llorar, bueno, eso y desaparecer…

- Vamos a llamar a Ignacio para ver si los síntomas de su peque, Álvaro, eran los mismos. (Mi marido)

- Pero los síntomas cuales son ¿que llora cuando no está en brazos? Cualquiera te dirá que eso es que tiene bracitis.

- Bueno por intentarlo no perdemos nada…

Mi marido llamó a nuestro amigo para preguntarle los síntomas de su hijo, diagnosticado de reflujo y, ¡EUREKA!:

  • Cuando come se queja y se arquea para atrás.
  • Saliva y traga constantemente.
  • Parece que se le viene la comida a la boca, pero no vomita.
  • El capazo no lo quiere ni en pintura.
  • Sólo quiere estar en brazos y en posición vertical.
  • Llora todo el día.

Coincidía prácticamente todo, pero entonces, ¿por qué la ranitidina no le hace efecto?

Por lo visto ellos le daban la ranitidina y además le daban una leche AR que, al ser más espesa, no se le sube tanto. Entonces decidimos empezar a darle a Rubén la misma leche (Blemil AR) y la ranitidina. Pero no sólo dos veces al día, ya que siempre escupía parte del jarabe, sino que introdujimos una dosis más al día para contrarrestar lo que escupía.

PostHeaderIcon Vuelta al pediatra

Bueno, pues ya que queda claro que a quien hay que dar la murga es a la de la seguridad social, allá que voy yo con mi cara de tonta y todo mi tiempo libre.

A la semana siguiente vuelvo y le cuento lo de la diarrea y todo lo demás.

- Puede ser una intolerancia, pero como ha ganado peso en esta semana…

- Vamos a probar con una leche sin lactosa y salimos de dudas.

- Volvéis en cuatro días…

A todo esto, cada vez que alguien preguntaba ¿que tal el niño? y le decíamos que lloraba todo el día, teníamos que oír eso de ‘ bueno, lo que quiere son brazos, le estáis malacostumbrando, dejarle llorar que ya se callará’ o como decía mi abuela ‘ el ombligo lo tiene cerrado y la boca abierta’… ¡qué bien se educa a los hijos de los demás eh!

En esta vida todos deberíamos probar de todo un poquito… para cerrarnos la bocaza.

PostHeaderIcon Segunda Opinión

Por si había alguna duda, fuimos otra vez a ver al otro doctor, también para decirle que lloraba todo el día, más que nada porque teniendo antecedentes de intolerancias varias (a la lactosa y a las proteínas de la leche de vaca) ya no me fiaba de que solo fueran cólicos, además tenía diarrea y al comer se quejaba.

Y el diagnóstico fue…. CÓLICOS DEL LACTANTE… pero además era posible que tuviera intolerancia. Pero ‘como de peso está bien no le retiramos la leche que está tomando. Si empeora le llevas a la seguridad social para que te manden la leche especial que es muy cara y la Seguridad Social la cubre’.

Otro inciso, para los que no tengáis hijos o seáis muy nuevos en esto (como yo, claro), NINGÚN PEDIATRA OS HARÁ CASO SI VUESTRO HIJO NO PIERDE PESO, ése es el único síntoma que importa.

Soy de la familia Madresfera!