Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Entradas con la etiqueta ‘diarrea’

PostHeaderIcon LA GASTROENTERITIS DEL VERANO

Si buscas información acerca de las causas más frecuentes de la gastroenteritis,  probablemente, lo que encuentres sea: consumo de alimentos mal conservados, no refrigerados adecuadamente, frutas y verduras que se consumen crudas y no han sido lavadas adecuadamente, consumo de agua contaminada,…

Pero yo tengo muy claro que la causa principal es beberse el agua de la piscina… Sí, sí, lo digo en serio. ¿Qué niño no se pega algún trago de agua de piscina en todo el verano? y son pocos los que se libran de la, tan esperada por los pediatras de urgencias, GASTROENTERITIS.

No sé si alguna vez os he comentado que Rubén habla muuuuuchoooo, bueno, mucho no, muuuuchiissssiiimo. Y por supuesto en la piscina también. Es literal eso de “no se calla ni debajo del agua”, con lo que un par de tragos de agua con cloro y algo más (????), sí que se pega en cada baño. Imagina meterte en una bañera grande donde se han bañado otros y beber un poco…. BUAG…

Bueno, pues después de vómitos y diarreas varias, y con el calor que está haciendo, me dió miedo que se deshidratara y, a pesar de que ya sabía cual iba a ser la solución, la preocupación pudo conmigo, y llevé a Rubén al médico de urgencias.

Por supuesto, en el momento en que llegamos al centro de salud no había pediatra, pero eso no me lo dijo la “amable” señorita que me atendió en el mostrador, y le vió una doctora de medicina general (o eso creo, porque tengo la mala costumbre de no ir por ahí pidiendo acreditaciones). Dicha doctora llama a sus pacientes sin levantarse de su silla, desde dentro de su gabinete, cuando entramos y le conté lo que le pasaba al niño no se dignó ni a mirarle, entiendo que al no ser pediatra, y por la edad probablemente ni madre tampoco, te falten muchos conocimientos sobre la edad infantil, pero podría haber hecho un poquito el paripé y mirarle un poquito por encima, ¡que es un niño no un bicho raro!

En vez de eso, me empieza a preguntar que si tengo Primperam, que si tengo no sé qué, y no sé qué más porque apenas la entendía al hablar (y mira que tengo rodaje médico!), se pone a hacer recetas y me pregunta, cuando ya ha hecho la receta, que si tiene 3 o 4 años!!!  ¿pero qué dosis me ha puesto esta mujer, si no se ha enterado ni de la edad que tiene ni del peso?

Tan dificil es levantarte de la silla para llamar a un paciente? Decirle que se siente cuando entra a la consulta? Vocalizar cuando hablas? Saludar a un niño de dos años? Mirarle un poco para ver si está deshidratado? palparle el abdomen? mirarle el culo que tiene como la bandera de Japón?…

Me gustaría decir a todo el mundo, y sobretodo a los médicos de atención primaria, por experiencia sé que trabajar de cara al público es muy duro, mucho, pero si no te gusta tu trabajo dedícate a fregar escaleras que es igual de digno y no le tienes que caer bien a nadie, y luego me cuentas qué prefieres.

PostHeaderIcon ¿Intolerancia?

¿Intolerancia a la lactosa?

¿Intolerancia a la lactosa?

En esa semana fui al otro doctor para pedir una segunda opinión y después de decirme que el niño estaba bien pero que, por los síntomas, parecía que la leche no le sentaba bien, me dio un bote de Nutramigen para probar.

Para quien no lo sepa, Nutramigen es una leche que tiene las proteínas hidrolizadas, es decir, que estás tratadas para que, si hay una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca, no le hagan daño al niño.
Se la empecé a dar sin estar muy convencida, ya que conozco casos diagnosticados de intolerancia y los síntomas no eran iguales.
Rubén no vomitaba ni tenía diarrea, no había perdido peso y, por ahora, no había dejado de comer. Aunque intuyo que es algo que pasará ya que últimamente se queja al comer.
Soy de la familia Madresfera!