Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Entradas con la etiqueta ‘cole’

PostHeaderIcon La vuelta al cole (pero de mayores)

Es que desde que tienes un hijo siempre tienes alguna preocupación en la cabeza??

Ahora el colegio. Mañana empezamos el cole de mayores…

Vamos a ponernos en el lugar de los niños. Mamá nos deja en un sitio muy grande y desconocido, con un montón de niños que no por ser niños tienen por qué ser mis amigos, con una persona adulta que no conozco de nada pero es la responsable de mi bienestar, y el bienestar de otros 24 niños como yo, no sé cuánto tiempo voy a estar aquí porque mi percepción del tiempo es muy relativa aún, no sé qué vamos a hacer, que viene después, y tengo mucho miedo de que me dejen aquí para siempre…

Ah!! se me olvidaba, además tengo entre 10 y 20 niños alrededor llorando…

No tendríais miedo? Yo quiero llorar sólo de imaginarlo.

Me acuerdo que la primera vez que dejé a Rubén en su cole, era solo una hora, y me fui a hacer la compra, me encontré una amiga con la que no pude reprimir las lágrimas y contarle la sensación de abandono que tenía. Con el tiempo, aquel entorno que me pareció hostil para mi pequeño de ocho meses se convirtió en ‘su cole’, y aquella profe que me pareció ‘demasiado joven para 8 niños’ (lo siento Carol pero aparentas menos edad ;) ) se convirtió en la figura de referencia de mi hijo, no la dejaba ni a sol ni a sombra, y demostró que sabía hacer su trabajo perfectamente.

Intentaré tener la mente abierta a la posibilidad de que se repita la historia, e incluso a la posibilidad de que le guste el cole y vaya contento. Pero ahora, me voy a permitir el lujo de no dormir que tengo muchas cosas que pensar.

Continuará…

PostHeaderIcon Fiesta fin de curso I

Venimos de parranda, porque hoy ha sido la fiesta de fin de curso del cole de Rubén. Bueno, ha sido la primera fiesta, la de fin de curso, que todavía nos queda la de graduación y el resumen de la tarde ludico-festiva…

ruben de fiesta

No creáis que me he equivocado, no, esa es la cara de mi hijo de fiesta… Leer el resto de esta entrada »

PostHeaderIcon Furor Navideño IV (la función del cole)

furor navideño

Hoy he estado en el ensayo de la función del cole de Rubén. No, no actúa Rubén, o tal vez sí, pero el ensayo lo hacíamos un grupo de madres que nos hemos apuntado voluntarias para hacer un poco el ridículo mañana delante de los otros padres, y lo peor es que es mi segunda vez  ya que yo el año pasado ya ‘actué’.

Nos ponemos unas bolsas de basura verdes, adornadas con círculos de colores a modo de bolas y un poco de espumillón y ala! a tocar la pandereta. ¡Menos mal que mi hijo todavía no se avergüenza de mí!

Os preguntaréis ¿y por que te ofreces voluntaria? pues muy sencillo… porque es algo que recordaré toda la vida, y se lo recomiendo a cualquiera, que sí que se pasa un poco mal pero el recuerdo que te queda de ver la carita de los niños, y de tu hijo, eso es algo que nadie te puede te va a quitar nunca y total es un día.

Os aseguro que me encargaré personalmente de que no haya documento gráfico, usad vuestra imaginación y echaos unas risas a mi salud. Prometo contar el resultado.

 

PostHeaderIcon NUNCA DEJARÁ DE SORPRENDERME 2ª parte

vuelta al cole

Hace una semana que empezó el cole, bueno la guarde, y yo me imaginaba que el primer día sería horrible, que  tendría que sacar a Rubén del coche haciendo palanca.

Resulta que llevaba dos meses sin aparecer por el cole, fundamentalmente, porque la abuela se empeñó en quedarse con él durante el mes de Julio, que en la escuela hace mucho calor, que reducen personal y no le van a hacer caso, que no va a tener casi vacaciones, etc… y ante estos argumentos no me pude negar y… ala! en Julio con los abuelos y en Agosto a la playa.

He estado todo el verano diciendole a Rubén lo bien que se lo pasa en el cole, que hay más niños, que su profe le cuenta cuentos y le canta canciones. Vamos! lo que se dice un lavado de cabeza enfocado al primer día de cole, porque, con la experiencia del año pasado (un mes llorando cada vez que le dejaba) esperaba que éste fuera igual.

Pues le dejo el primer día, le explico que me voy a ir y que le vengo a buscar más tarde y su respuesta fue darme un abrazo y decir ‘adios, mamá’. ¡Prácticamente me tuvo que consolar él a mí! y lo raro es que no dijera, como otras veces, ‘no te preocupes mamá’, ‘vaaale maaamá’.

No me lo puedo creer! yo me imaginaba un niño llorando y gritando y suplicándome que no le dejara allí, agarrándose a mi pierna para no dejarme escapar, revolcándose por el suelo y dándole vueltas la cabeza cual ‘Niña del exorcista’, y lo único que me dice es ‘Adiós mamá’ y se queda tan pancho. Pues no sé si dar saltos de alegría o llorar por la pena que me da que mi niño ya sea mayor.

A todo esto, durante toda esta semana cuando entramos en el cole, por todos los pasillos se oyen niños llorando, Rubén se pone tenso y a mí me dan ganas de salir corriendo de allí sin mirar atrás como si me estuviera persiguiendo Jason Voorhees en ‘Viernes 13′. Porque, a ver! a quién le gustaría ir a un lugar de trabajo dónde según entras vas oyendo a los compañeros llorar y berrear porque no quieren estar allí? Hasta el más valiente tendría dudas al abrir esa puerta.

Y es que detrás de esa puerta hay un montón de niños, varios de ellos llorando, con los mocos colgando, que yo me pregunto ¿dónde se guardarán los mocos en el cole? ¿en un cajón?, ¿o los compran a principio de curso por kilos? porque está claro que los tienen allí y los van repartiendo entre todos para que se sigan reproduciendo. Pero este será otro tema.

 

 

Soy de la familia Madresfera!