Cómo darle el biberón

Darle el biberón al bebé requiere paciencia, tiempo y una estricta higiene. Ya sea que le estés dando leche materna o de fórmula, lo importante es que veas este momento no como una tarea más de crianza del bebé, sino como una ocasión para transmitirle tu calor, ternura, para estrechar lazos con tu bebé.

Para preparar la leche de fórmula debes seguir las instrucciones del fabricante, no todas las leches son iguales. El medidor debe estar al ras, no comprimas el polvo. Elimina los grumos agitando bien el biberón. Prepara la leche al momento y prueba la temperatura en la parte interior de la muñeca antes de dársela al bebé.

Procura mantener el biberón en ángulo de modo que la tetina siempre esté llena de leche y no de aire. Si la tetina se colapsa porque se hace el vacío, gírala un poco dentro de la boca del bebé, para que vuelva a entrar aire.

Es normal que el bebé haga pausas mientras chupa. Retírale el biberón cuando este vacío para evitar que tome aire e incorpóralo para que eructe y elimine el aire que se le haya acumulado en el estómago. Mécelo un poco mientras lo mantienes erguido apoyado en tu pecho y dale suaves palmaditas en el trasero o la espalda.