Categorías
¡Suscríbete!

Escribe tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner

PostHeaderIcon Vuelta al pediatra

Bueno, pues ya que queda claro que a quien hay que dar la murga es a la de la seguridad social, allá que voy yo con mi cara de tonta y todo mi tiempo libre.

A la semana siguiente vuelvo y le cuento lo de la diarrea y todo lo demás.

- Puede ser una intolerancia, pero como ha ganado peso en esta semana…

- Vamos a probar con una leche sin lactosa y salimos de dudas.

- Volvéis en cuatro días…

A todo esto, cada vez que alguien preguntaba ¿que tal el niño? y le decíamos que lloraba todo el día, teníamos que oír eso de ‘ bueno, lo que quiere son brazos, le estáis malacostumbrando, dejarle llorar que ya se callará’ o como decía mi abuela ‘ el ombligo lo tiene cerrado y la boca abierta’… ¡qué bien se educa a los hijos de los demás eh!

En esta vida todos deberíamos probar de todo un poquito… para cerrarnos la bocaza.

Deja un comentario

Soy de la familia Madresfera!